viernes, 26 de septiembre de 2008

Hasta que nos veamos todos

Si vivir es este rato, mínimo, habrá valido la pena intentar todo para ser feliz.
Luchar contra los soldados de la injusticia y el desánimo.
Romper el esquema de los grises.
Reirse a los gritos.
Emborracharse.
Llorar muchas veces como si fuera la última.
Enamorarse.
Y el día que toca la mudanza al Otro Barrio, irse vestido únicamente de esas risas y llantos de amores y amigos, tocando los timbres de los que se acuestan temprano y pateando tachos.
Que se sienta la partida, que llame ausencias que duelen y acogoten cuellos bien curtidos.
Y habrá valido la pena, entonces, gastarse la vida viviendo.

DOS

13 comentarios:

Fum-Fum dijo...

Seamos Dignos de vivirla entonces..ya que nos han dado este rato. No esperemos a ultimo momento para despues pedirle al arbitro de arriba que nos de tiempo adicional..A Dios se dejan las cosas, cuando no tienen remedio.

Una noche en sueños ví
que con Jesús caminaba
junto a la orilla del mar
bajo una luna plateada.

Soñé que veía en los cielos
mi vida representada
en una serie de escenas
que en silencio contemplaba.
Dos pares de firmes huellas
en la arena iban quedando
mientras con Jesús andaba,
como amigos, conversando.

Miraba atento esas huellas
reflejadas en el cielo,
pero algo extraño observé,
y sentí gran desconsuelo.
Observé que algunas veces,
al reparar en las huellas,
en vez de ver los dos pares
veía sólo un par de ellas.

Y observaba también yo
que aquel solo par de huellas
se advertía mayormente
en mis noches sin estrellas,
En las horas de mi vida
llenas de angustia y tristeza
cuando el alma necesita
más consuelo y fortaleza.

Pregunté triste a Jesús:
"Señor, ¿Tú no has prometido
que en mis horas de aflicción
siempre andarías conmigo?
Pero noto con tristeza
que en medio de mis querellas,
cuando más siento el sufrir,
veo un sólo par de huellas.

¿Dónde están las otras dos
que indican Tu compañía
cuando la tormenta azota
sin piedad la vida mía?

Y Jesús me contestó
con ternura y compasión:

"Escucha bien, hijo mío,
comprendo tu confusión.
Siempre te amé y te amaré,
y en tus horas de dolor
siempre a tu lado estaré
para mostrarte Mi Amor.

Mas..si ves sólo dos huellas
en la arena al caminar,
y no ves las otras dos
que se debieran notar,
es que en tu hora afligida,
cuando flaquean tus pasos,
no hay huellas de tus pisadas
porque te llevo en Mis brazos".

uno dijo...

Abrazo amigo Fum fum.
UNO.

Café con tostadas dijo...

Este, mmmmm... venía a decir algo del texto pero me sorprendió el sector comentarios...

En cuanto al post, que así sea entonces!

Salú, Dos. Me encantó el condicional del principio.

Dos dijo...

CAFE CON TOSTADAS:
Gracias.
Condicional es la vida misma
Beso

Fabiana dijo...

Buen mensaje para el fin de semana. Voy a intentar cagarme un poco de risa.

Dos dijo...

FABIANA:
Metale tranquila.
Beso

Ayelén dijo...

Mis saludos a Fum Fum. besos.

Yle dijo...

pero y si no?

Dos dijo...

YLE:
Y si no, es otra forma de ver
Nadie es dueño de las verdades en este juego
Beso

Gabriel dijo...

Simplemente me gustó mucho. Lo felicito.
Eso es la vida, el resto, ......cartón pintado....

José Caminero dijo...

grossos, siempre grossos... por eso los quiero tanto.

Dos dijo...

DOS:
Cartón pintado.
Todo dicho
Abrazo

JOSE CAMINERO:
Ud sabe bien que si hablamos de grossos pulenta, va adelante por mucho.
Abrazo, Mísmísimo.

Anadri dijo...

Que hermoso relato de una despedida, y del paso al OTRO BARRIO.
Y el aporte de Fum Fum, el más oportuno.
Gracias.
Anadri