viernes, 21 de noviembre de 2008

Una pequeña pausa

Entre tanta imagen, buena onda y su correlato en nivel literario de los habitantes de este espacio, me atrevo a proponer una pausita.
Uno de los más talentosos escritores de este mundillo, Mendieta, que tengo la suerte y el honor de conocer, puso algo en su blog que es carne viva. Si no quieren ponerse tristes, ni llorar o emocionarse, pasen de largo por este post.
En cambio, los que den el paso adelante podrán ver cómo se escribe desde un corazón, bien de barrio, que grita talento puro.
Que se yo, ojalá Mendieta nunca hubiera tenido que escribir esto.
Pero cuando uno nace y se hace tan claro para contar, esas palabras se convierten en inolvidables.
Pasen, vean y abracen.

http://mendietaelrenegau.blogspot.com/2008/11/chau-vieja.html

DOS

8 comentarios:

slow dijo...

Mire señor dos, que para hacer llorar estaba yo. No pude dejar de comentar con los ojos vidriosos alli donde usted nos envio, y le digo: QUETURRRO,

Dos dijo...

SLOW, mire que avisé ehh.
Lo que sucede es que Mendieta es, como ud, uno de estos nuevos amigos de este barrio extraño que es un blog.
Y asi como en la canchita o en la esquina con la birra, se van juntando muchos pero posta, posta, quedan pocos, vio?
Me parece que es bueno compartir posteos que, como el tuyo, invitan a poner un buen lagrimón por cosas que valgan la pena.
Porque se llora tan al pedo tantas veces...
Abrazo

como blog no tengo con el tuyo me entretengo dijo...

si, pero es porque están entrenando.

uno dijo...

Fuerte....muy fuerte, abrazo desde aca mendieta.
DOS excelente reconocimiento.
UNO.

Bichicome dijo...

No voy entonces.
Gracias por el aviso.

Fabiana dijo...

Hoy no era el día. Pero me tentaron.
Excelente!!!
Buen fin de semana.

ChaPa ((( 22 ))) dijo...

Para que Chapa llore tiene que ser algo muy groso... Y pasó...


ChaPa ((( 22 )))

Gabriel dijo...

Don Dos, de reputamadre, me va a tener que perdonar que le metí los cuernos, pero no pude dejar de escribirle algo a este nuevo amigo, mendieta.
Si lo vé, abrácelo fuerte de mi parte.


Gabriel