martes, 7 de octubre de 2008

INFANCIA


Una vez soné con ver de nuevo la alegría de un niño reflejada en un espejo, pero no en cualquier espejo, en ese espejo pegajoso y familiar, en ese espejo que me despertó de las verdades y las mentiras, de los días y las noches, ver a ese niño feliz por lo que le toca, verlo en el espejo de mi cuarto, en ese espejo, donde el niño ya no es niño y los dolores ya no son tan dolores.

UNO.

10 comentarios:

Café con tostadas dijo...

Ay, Uno, ya lo dije, yo fui una niña feliz. Si tiene ganas le contagio algunos recuerdos...

La Mama de Roman dijo...

No entendi (?)

Dos dijo...

UNO, si toma no maneje.
Ni escriba (?)

Gabriel dijo...

QUE LO RE PARIÓ!!!!!!!!!!!!!!!!

Pin dijo...

ah?? demasiada filosofia para mi...me tendre que sentar a leerlo mas detenidamente a ver si la cazo. Che, pregunta que nada que ver pero 8 choques desde el laburo a mi casa (20 minutos sin trafico) no sera para el libro de los Records??

Dos dijo...

PIN, no se preocupe, parece que nadie entiende a UNO (?)
Los 8 choques son por eso
Abrazo

uno dijo...

Señoritas no hay mucho que explicar.
Saludos respetuosos para cafe....
Gracias por pasar.
UNO.

Fútbol Whisky dijo...

Ese es hitman?

Ayelén dijo...

aunque no se vuelva atrás en el tiempo, uno siempre tiene oportunidad para reparar o sanar ... así que seguro ese nene se va a ver felíz, con más años encima, pero feliz al fin. Vale igual no? para mí que si ;)

uno dijo...

ALLLLL FFFFIINNNN!!!!
Beso aye gracias por pasar.
FW:(?).
UNO.